EL ALBUM DE FOTOS DE LA SIRENA VERDE

Fotografías  Tigre Fácil x ESTUDIOS NACIONALES Comunicación Karina Cueto Diseño Gráfico Alejandro Carrillo x LABORATORIOS NOA NOA Vestuario Eva de la Rosa Maquillaje Andy Vargas-Lugo Escenografía y espacio Alejandro Carrillo y Jose W Paredes. PRINCIPE GUARJOL Teatro María Grever 2020

 

 

¿POR QUÉ NO SER MEJOR

Y SENTIRSE MEJOR, SIENDO MEJOR? 

Texto de  Karina Cueto

 

Pensaba en lo distinto que es todo, en lo diferente que es vivir cada día, todos los días, rodearse de gente directa e indirectamente, formar parte de la sociedad o estar dentro de una comunidad y aún así sentirse ajeno…

 

Observo y me doy cuenta que sí hay algo que parece ser que sigue una línea, algo marcado, que nos hace existir sobre un orden pero luego *viene algo, una sensación (quién sabe qué tan común sea), que hace darse cuenta que uno no se siente tan cómodo o ni siquiera parte de algo específicamente, porque se puede sentir que hay algo “normal” pero al mismo tiempo darse cuenta que no del todo, porque para empezar… ¿qué es normal?

Si “todo” de alguna forma nos sorprende constantemente, porque siempre podemos encontrar algo distinto dentro de la cotidianeidad de las personas, de las cosas; de todo el entorno (¿no?).

Y es que si no existieran estas diferencias, si todo realmente fuera muy igual, si todos siguieran el estándar y nadie optara por arriesgarse en buscar “qué hay a la vuelta o del otro lado de la moneda”, quizá no habría mucho qué contar.

 

Caminé sobre el mundo en el que me situaba un día cualquiera y al dar unos cuantos pasos de pronto estaba en algo que no conocía y no había visto nunca.

De un instante a otro, a solo un paso ya no estaba solo yo; pronto me di cuenta que estaba envuelta de azul, circulaba en un mundo azul, ahí estaba la partida, en un color que figuraba todo un mundo y que se tornó a un viaje para conocer mucho de lo posible.

 

*Estaba ahí Andy, alguien como cualquiera de nosotros introduciendo a su mundo y al mismo tiempo con un montón de preguntas sobre este mismo.

No solo estaba el azul como un color para ser, si no que estaba ahí para llevarnos a aprender sobre el límite no existente de lo diferente…

 

*(después) Todo un verde, un océano que hacía navegar para conocer algo más, y hacer entender que “lo esencial es invisible para los ojos”. No nacemos de un patrón, sobre la marcha y bajo el funcionamiento social se crea el patrón, y sin darnos cuenta a veces lo apretamos tanto que asfixia y quiere romper/estallar/tronar en el punto en el que no damos entrada flexible “a lo demás”.

 

Y aquí el punto/mundo rosa hacia una introspección, hacia conocerse a sí mismo para poder empezar a apreciar el mundo desde fibras sensibles que no incluyen un prejuicio y que lo único que importa es ser uno mismo.

 

Ser todo y nada al mismo tiempo como el blanco, aceptarse tal cual, lo que se es, aprehenderse para ser y poder ser con el resto del entorno.

 

Y en un momento apreciar el rojo, para ese encuentro que lleva al entendimiento así poder compartir lo aprendido, brindar amor genuino partiendo del reconocerse humano, solo SER para consigo pero también para con los demás.

 

Regresar a donde partimos, después de aprender que sí es “normal” sentirse así,  saber que hay más en el universo, saber  que no todo es como lo pintan y que siempre hay más allá y que lo podemos encontrar *que todo es diferente, que hay más con quienes nos podemos coincidir y sentirnos identificados y que no por eso se tiene que ser juzgado como bueno o malo.

Que no hay culpas y no está ni siquiera un poco mal por querer descubrir lo nuevo, lo diferente. TODO ES DIFERENTE y ahí está la belleza de vivir de la diversidad que dan las combinaciones de lo distinto.

Ahí está la clave (punto de arranque) de crecer.

Es bien cierto que la vida nos la hacen ver que es rígida pero la vida misma es lo que más se presta a cambiar, ni el mundo ha sido igual siempre, muchos menos quienes lo habitamos. Nosotros hacemos al mundo y dentro de esta construcción siempre se espera ser mejor

¿POR QUÉ NO SER MEJOR Y SENTIRSE MEJOR, SIENDO MEJOR? 

  Karina Cueto

 

  • Blanco Icono de Instagram